Nos gusta vivir Pura Vida / We like to live Pura Vida

Lo Último
0

Lluvia de Ceniza: Volcán Turrialba

En marzo de 1963 comenzó una lluvia de ceniza que por dos años cubriría la meseta central de Costa Rica. De manera inesperada, la sombra gris que producía el Volcán Irazú obligó a los pobladores de nuestra capital a acostumbrarse a un aire más espeso. Las ventas de sombrillas aumentaron aunque estuviéramos en plena época […]

En marzo de 1963 comenzó una lluvia de ceniza que por dos años cubriría la meseta central de Costa Rica. De manera inesperada, la sombra gris que producía el Volcán Irazú obligó a los pobladores de nuestra capital a acostumbrarse a un aire más espeso. Las ventas de sombrillas aumentaron aunque estuviéramos en plena época seca…
Y para que no se nos olvidará, resulta que ese mismo día, 19 de marzo de 1963, el presidente estadounidense John F. Kennedy apenas comenzaba su primera y única visita por nuestro país.

Ese momento en el que John F. Kennedy se sacudió un poco de ceniza del saco sastreado que vestía durante la inauguración de su visita marcó el comienzo de un cuento que duró 700 días en concluir. De esta manera, los ticos vivimos una erupción inolvidable para la juventud de la generación de los 60’s.

¿Será igual nuestro cuento con el Turrialba?
El viernes 20 de mayo, nuestro hermano Johan Pacheco se embarcó en una aventura que muchos sueñan con vivir.
Ese mismo día, el Volcán Turrialba decidió expulsar una columna de mas de 3000 pies de altura y Johan estuvo ahi para contarlo…

Fotografía: Johan Pacheco

_MG_8663

Y ahora, nos preguntamos si viviremos algo parecido. Pero en este caso, no dejamos pasar la oportunidad de documentar los majestuosos momentos que este espectáculo nos provee.

_MG_9026
_MG_8926

A las 7:21 am sonó un estruendo fuerte. El suelo tembló, pero tembló diferente. De pronto, una columna de gris denso decoraba el cielo sobre el cráter.
El Volcán Turrialba recién despertaba…

_MG_8501

El ingreso a la zona volcánica fue por unas fincas ubicadas al sur del coloso. Por ahí de las 4:30am, antes del primer rayo de sol (y al parecer también antes de que los policías despertaran) nuestro amigo Johan logró entrar al circulo que hoy se define como una zona únicamente para volcanólogos y autoridades.

_MG_8333

Nosotros tampoco le creíamos, hasta que nos llamo diciendo que lo querían arrestar por meterse en zona de alto peligro! Mentira, solo lo regañaron…

_MG_8418

El camino de ceniza sin huellas.
Sin embargo, la ruta era la correcta: la ceniza solo aumentaba.

_MG_8893

Ríos de Ceniza – el lente de Johan enfocado en los efectos de la sombra gris.

_MG_9038

Después de las 7:32, siguieron muchas y muchas más…

_MG_8765

_MG_8650

El entorno que genera una verdadera lluvia de ceniza…

_MG_8796

_MG_8889

Volcán Turrialba: el verdadero rey del Valle Central

_MG_8452

_MG_8379

_MG_8376

Huellas: Las que dejamos, las que creamos, y las que aún no deseamos. Pero todas son huellas. Algunas distantes y ajenas, otras cercanas y conocidas.

Y cada uno decide interpretar la huella que nos deje el Volcán Turrialba en nuestras historias. Algunas como esta, otras un poco más coloridas. Sin embargo, el tono del gris lo decide cada uno…

Texto: Tití Uribe
Fotos: Johan Pacheco

Compartir

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Deja un comentario